Buscar este blog

domingo, 16 de febrero de 2014

Hogar dulce hogar.

24 horas en Granada han sido suficientes para darme cuenta cuánto la echaba de menos. Gracias a mis amigos y mi familia por la fiesta sorpresa. No creí que fuese a veros a (casi) todos juntos.
No importa cada cuanto hablamos. ¡Os quiero a todos!

Los que no vinieron, aún nos quedan unos días para quedar. No valen excusas.







1 comentario:

  1. Y tú te haces querer como nadie. Que los mejores vientos te lleven en este viaje. Un abrazo fuerte. Por mucho que recorras, siembre estarás cerca.

    ResponderEliminar