Buscar este blog

jueves, 20 de marzo de 2014

Cruzando la frontera a pie.

La distancia entre Ljubljana y Zagreb es de sólo 143 km.

Tenía que estar en Zagreb después de las 5, pues las personas que me iban a alojar trabajaban toda la mañana. Así que no tenía ninguna prisa.

Había mirado los mapas, y había decidido ir hacia el este a esperar un coche que me llevara hacia Zagreb. Pero la chica del albergue me aconsejó que fuese hacia el norte. Confié en ella a pesar de no estar muy de acuerdo. Pero ella es la local y conoce mejor su ciudad que yo.

Caminé durante una hora, pues en Ljubljana si no pagas no puedes subirte al autobús. Cuando llegué a la rampa de acceso de la autovía, vino un señor a decirme lo que yo ya sabía. No era la salida hacia Zagreb. No quería caminar otras dos horas, así que decidí quedarme y esperar. Pero hasta que no dejé de mostrar el papel que indicaba que iba a Zagreb, los coches no empezaron a parar. Y ninguno iba hacia la capital croata.

Un tío me ofreció llevarme a la frontera croata por el norte. Eran 120 km más 80 desde la frontera a Zagreb. Muy largo. ¿Verdad?

Por supuesto, acepté. No iba a esperar toda la mañana esperando en la carretera. Prefería esperar dentro del coche. Me dejó al lado de la frontera, y caminé hacia las barreras. La policía me paró, me pidió el DNI y me hizo vaciar mi mochila.
No encontraron nada sospechoso, así que me hicieron empaquetar y me dejaron entrar a Croacia.

Esperé 20 minutos hasta que un bosnio que había vivido en Portugal me recogió. Me dio dinero, una botella de agua y unos caramelos. Fuimos juntos a Zagreb, y allí me dejó mientras él siguió su camino. Me vi en una gasolinera, a unos pocos km de Zagreb. Pero si quería llegar allí, era por la autovía, y no quería correr ese riesgo otra vez. Sobretodo después de que dos policías me pararan, para ver por dónde había cruzado la frontera, en qué coche y con quién. Me volvieron a revisar mi mochila, y me dejaron ir.

Después de casi una hora de espera, convencí a un hombre para que me llevara a la ciudad, y sólo tuve que caminar 5 minutos hasta la casa donde iba a pasar la noche.



1 comentario:

  1. Ahora si. Fotos del paisanaje. Lástima de fotos de tu estreno en la caravana. Se te ve feliz. Gracias por el viaje que me estas dando. Un beso

    ResponderEliminar