Buscar este blog

domingo, 16 de marzo de 2014

Intentando hacer autostop. 500 euros de multa!

Me levanté esta mañana en Viena, con una idea de dónde quería terminar hoy. Caminé hasta la autovía, y tras sólo 30 segundos esperando, un coche paró y me ofreció llevarme 30 km en la dirección que tenía planeado ir. Por supuesto, acepté.

El siguiente coche me costó alrededor de 10 minutos de espera, y sólo me llevó 10 km más lejos. Y no era un buen sitio para que me recogieran. Después de 20 minutos esperando, decidí caminar a una estación de servicio que estaba 2 km más adelante. El único problema, es que tenía que caminar por la autovía.


video

Cuando llegué a la estación de servicio, un coche que estaba aparcado me llamó. Después de 20 minutos caminando con el viento más fuerte que había visto en mi vida, caminé hacia el coche con la mayor sonrisa posible porque creía que iban a llevarme un poco más adelante. Pero era una pareja de policías enfadados, dispuestos a ponerme una multa por cmainar por la autovía. 
Me pidieron mi DNI, y me dijeron que la multa eran 500€, mucho más de lo que me puedo permitir. Después de varios minutos hablando y rogándoles que no me pusieran la multa, decidieron dejarme ir. 

La estación de servicio no era muy grande, así que no pasaban muchos coches, y esos que lo hacían no eran tan amables como para parar. Esperé 30 minutos, habían pasado ya las 3 de la tarde, así que empecé a pensar que la meta que me había propuesto iba a estar muy difícil. Había viajado 50 km en unas 3 horas, y todavía tenía 300 km para llegar. 
Pero pregunté a un chico que si iba hacia Graz, no muy lejos y de camino a Ljubljana. Iba hacia Italia, así que me trajo hasta el centro de la capital eslovaca. No podía creer que había llegado. 

La ciudad es bastante pequeña, pero parece bonita y acogedora. 

Nunca había estado en Eslovenia antes, así que es el país 27 en mi lista!


1 comentario:

  1. La policía siempre persiguiendo a los delincuentes mas peligrosos...
    Acordándome de tí, paré el otro día a un autostopista, alemán, con perro espeluchando, traía el sudor de venir andando desde Tarifa...Inolvidable.

    ResponderEliminar