Buscar este blog

lunes, 17 de marzo de 2014

Lago Bled.

Vi una foto de este lago hace unos años, y desde el primer momento ha estado en mi lista de cosas que hacer antes de morir. Hoy lo puedo tachar.

A sólo 40 km de Ljubljana, puedes llegar allí en tren, bus o conduciendo. Yo he ido en autostop. My albergue estaba bastante lejos de la autopista, y como no quería pagar el autobús, he tenido que caminar 70 minutos. Por suerte, una vez llegué al cruce un coche paró. El conductor era un esloveno, ultra del Estrella Roja de Belgrado que había vivido unos años en España, y se puso muy contento de poder hablar español.

Bled es un lago y un pueblo, y están pegados. Lo primero que hice fue subir al castillo, y allí me dijeron que contaba 9€. Quería disfrutar de la vista del lago desde arriba, pero se salía de mi presupuesto, así que me puse a buscar otro lugar donde observar. Rodeé el castillo, escalé una roca, y ahí estaba viendo una de las mejores vistas que he visto nunca. Me senté durante 30 minutos observando el lago y las montañas.

Ya había visto el lago desde arriba, así que sólo me faltaba rodearlo. Son sólo 6 km, pero tardé dos horas pues iba parándome cada 5 minutos a admirar las vistas desde un ángulo distinto.

También se puede visitar la isla del centro. Puedes ir en barco, o alquilar tu propia barca. Ambas opciones cuestan 12€.

En mi viaje de vuelta a Ljubljana, me vine en una autocaravana con dos italianas que me dejaron en el centro de la ciudad. Ha sido mi primera vez en autocaravana, y espero que no la última!




1 comentario:

  1. Dices: "Ha sido mi primera vez en autocaravana, y espero que no la última!"
    No quiero ponerme monográfico pero ¿es lo que parece?
    Fantásticas fotos, fantásticos lugares, fantástico viaje, fantástico sobrino.

    ResponderEliminar