Buscar este blog

miércoles, 5 de marzo de 2014

Madrid. (Español).

He estado una semana en Madrid, y ha sido bastante ajetreada.

Fui a ver un partido de fútbol. Estuve trabajando en un huerto ecológico. Fui a un intercambio de lenguas, dos veces. Estuve sentado durante dos horas en un bar, con dos chicas muy guapas y un músico argentino sin que vinieran a preguntar que queríamos tomar. Fui a misa por primera vez desde que tengo memoria. Me he peleado con la embajada rusa para conseguir el **** visado. He ido a visitar la ciudad en la que nací como un turista. He visto a viejos amigos, y he hecho nuevos amigos a los que echaré de menos hasta que vuelva a verles muy lejos de aquí. He sentido miedo de ser secuestrado por un chico bastante majo. He disfrutado de mi familia como no hacía desde que era niño. He ayudado a dos señoritas a llevarse el nuevo mobiliario para su jardín de Denia. (Espero que me estén leyendo).

Yo creí que iba a dormir mucho en Madrid, que iba a poder descansar antes de empezar el viaje, para empezar lleno de energía. No lo he hecho, pero no me arrepiento. Ya podré dormir algún día, cuando sea viejo. Ahora, es tiempo de disfrutar. Es hora de visitar nuevos lugares. Es hora de conocer gente. Es hora de vivir nuevas experiencias.

Es hora de VIVIR.

Algunas fotos de Madrid.

2 comentarios:

  1. A donde vas ahora? Un abrazo
    UNCLE Albert

    ResponderEliminar
  2. Que pasó con el chico majo? Que pasó con las de Denia? En cualquier caso has hecho muchas mas cosas en Madrid y muy importantes.

    ResponderEliminar