Buscar este blog

jueves, 8 de mayo de 2014

Autostop de Sofia a Rumanía.

Fantanele.

Dejé Sofia sin saber si ir hacia Bucarest o la parte oeste de Rumania, así que dejé a los conductores decidir donde iba a dormir esa noche. Había empezado muy tarde, a eso de las 3, así que sabía que no iba a llegar muy lejos.

Al lado de Rumanía.
Necesité 2 coches y un camión para llegar a la frontera con Rumania, en Svishtov. Había que cruzar el Danubio en ferry, y tuve suerte de llegar a tiempo de coger el último, a las 7pm. Costaba 2€.

Quería conseguir que alguno de los conductores del ferry me llevasen, pero sólo había dos camiones y un coche. No iban muy lejos, pero aceptaron llevarme a un pueblo cercano siempre que yo pasase el control de aduana a pie.

Me cogieron después del control, y me dejaron en un pueblo llamado Zimnicea, en la que las calles eran de tierra.

Mi abuela rumana. 
La gente me miraba como si no hubieran visto un turista en su vida. Pero me ayudaron a encontrar la carretera principal hacia el siguiente pueblo, puesto que no había hoteles allí.

De camino a la carretera principal, un grupo de chicas vinieron preguntando por mi número de teléfono, pero no hablaban inglés, así que no pude conseguir alojamiento con ellas.

Después de 10 minutos esperando, un coche paró y me llevó hasta el siguiente pueblo. Allí llamaron a su hijo para que tradujese que si quería que me llevasen a la siguiente ciudad, tenía que pagarles. No tenía ni dinero ni ganas de pagar por moverme, así que les pregunte por un parque donde dormir. Pero no había en el pueblo.

Alex.
Les ofrecí trabajar con el ganado al día siguiente si me dejaban dormir en su casa, y aceptaron. Cenamos en casa de la abuela de Alex, y tomé una cena deliciosa. También me enseñó el pueblo y me presentó a sus amigos.

Al día siguiente, fuimos a casa de la abuela a desayunar. Patatas fritas con huevo y vino a las 9 de la mañana.

Fui a la carretera sobre las 10:30, dispuesto a llegar a Cluj-Napoca. A unos 550 km.

Fue bastante bien, necesité 7 vehículos distintos. La carretera estaba sólo regular, y uno de los camiones tardó una hora en recorrer 40 km. También fui en un taxi que se enfadó cuando le dije que no tenía para pagarle, pero aún así me llevó 100 km.

Llegué a Cluj por la noche. Un larguísimo viaje desde Sofia, pero una gran experiencia. Gracias Alex, espero verte de nuevo en España.
Reparando las luces. 






Adelantando con línea continua en una curva. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario